Consejos para cuidar tus implantes dentales de zirconio

por | 12 octubre, 2017

Los implantes dentales de zirconio tienen muchas ventajas. Una de las cualidades más sobresalientes (y una de las razones por la que cada vez más pacientes los piden en los consultorios de odontología) es la gran durabilidad que hace posible que un arreglo permanezca íntegro y con la misma apariencia de inicio por periodos de al menos 25-30 años. Hay que recordar que esta es la duración mínima de un implante de esta clase, ya que, con los cuidados adecuados, fácilmente se conservarán de por vida. Aprende a cuidar tus implantes de zirconio con esta pequeña guía práctica y disfruta de tu día a día sin preocupaciones.

Esmérate con la limpieza

Cepíllate sin falta tres veces al día (sin olvidar la lengua y la cara interna de las mejillas) y utiliza hilo dental a diario para evitar la formación de sarro. Es cierto que tus implantes no sufrirán los efectos de la placa dentobacteriana, pero si lo harán tus encías y dientes naturales, así que no relajes tu rutina de higiene diaria. A lo anterior agrégale al menos un par de limpiezas profesionales por año.

Búscate un par de gadgets para el cuidado diario

Para mejorar tu rutina al máximo y, de paso, ponerle un toque de diversión, te conviene mucho utilizar un par de gadgets de cuidado. Los favoritos de los especialistas son los irrigadores bucales, que son fantásticos a la hora de limpiar efectivamente pero con suavidad (y hasta con un reconfortante masaje) en zonas difíciles de alcanzar, y los cepillos eléctricos, que eliminan todo rastro de residuos de la superficie.

Elige tu dentífrico con sabiduría

Pídele a tu odontólogo que te recomiende un producto de limpieza adecuado para cuidar tus implantes dentales de zirconio. Sucede que algunas sustancias presentes en dentífricos regulares (como el flúor) pueden debilitar el zirconio y acelerar el desgaste. Tu especialista puede ofrecerte opciones bajas en flúor, o bien, sistemas de limpieza dual (geles o cremas dentales + enjuagues bucales) diseñados específicamente para los pacientes con implantes.

Quiérelos con si fueran tus dientes naturales

Si bien tus implantes son mucho más resistentes incluso que tus dientes naturales, vale la pena que los cuides tanto como a los primeros. Es por eso que se recomienda eliminar (o al menos disminuir) tu consumo de tabaco, café negro y otros comestibles coloreados y evitar forzar tus piezas con la masticación de alimentos excesivamente duros. Olvídate también de utilizar tu boca para abrir envases, cortar cintas utilitarias o romper sellos de los productos que utilizas diariamente. Hacerlo, además de poner tus implantes en riesgo de sufrir fracturas, es un peligro para tus encías.

Revísate de cada en cuando

Recuerda visitar a un especialista para recibir una revisión completa de rutina que te ayude a prevenir daños y problemas futuros. En la Clínica Muller en Valencia, los odontólogos están listos para recibirte todo el año lo mismo para aplicarte implantes de zirconio, que para revisar el estado de los que ya tienes o corregir complicaciones presentes. Como puedes ver, mantener tu sonrisa con implantes es mucho más simple de lo que cualquiera imagina.

Imagen cortesía de http://static.azteca.com/. Todos los derechos reservados.