Enseña a los más peques de forma divertida en casa

por | 20 abril, 2020

colegio montessori

La crisis mundial que ha provocado la pandemia del coronavirus o COVID-19 ha supuesto la toma de medidas hasta ahora desconocidas. Tales como en Estado de Alarma decretado hace unas semanas por el  gobierno español.

Entre esas medidas se decretaba el cierre hasta nuevo aviso de todos los colegios del país, tanto públicos, como privados. El colegio Montessori Madrid también vio cerradas sus puertas y tuvo que despedirse de sus alumnos.

Esta medida preventiva llegaba un miércoles de Marzo, los padres se  veían obligados a pedir teletrabajo, reducción de jornada o a buscar a alguien que cuidase de sus hijos. Desde las guarderías a las universidades, cualquier actividad docente quedaba paralizada.

Los niños tendrían clases virtuales, deberes y algunas cadenas de televisión cambiaban su programación para ofrecer una mucho más educativa y adaptada a las circunstancias. Pero, ¿qué hacer con los más peques?

Aquellos que todavía no saben leer o matemáticas, muchos padres admiten que les faltan ideas (y en otros casos paciencia o tiempo para investigar con el teletrabajo) para enseñar a sus hijos una materia tan importante como las “mates” y que estos no queden rezagados para el curso siguiente.

Pues bien, desde la escuela Montessori de Madrid hemos pensado en enumerar un par de ejemplos para poner en marcha con los niños en casa y que se podrán realizar con materiales que encontraremos en nuestros hogares.

Tales como pinturas de colores, palitos, unas cartas o las piezas de un juego de ajedrez.Tenemos en cuenta que según María Montessori al niño se le  debía dar total libertad de elección, incitarle a que desarrolle curiosidad para aprender y que los adultos solamente servían de guías y para preparar el material.

Por lo tanto estos ejemplos están elaborados para que los niños vean el aprendizaje como algo atractivo y divertido.

 

Usar bloques de madera

Si tenemos por casa bloques de madera, posavasos de madera o tacos por ejemplo podremos usarlos  para introducirlos en las sumas y las restas. No hay nada mejor que un apoyo visual para entender que si tengo dos bloques y quito uno me queda uno.

Si nuestros niños son más mayores podremos incluso usar estos bloques para multiplicar (por ejemplo crear tres montones de tres bloques cada uno  3×3 y pedirle al niño que nos diga cuántos hay en total).

 

Números y más números

Tan sencillo como crear tu propio recortable con números del 1 al 50. Recortaremos todos estos y les pediremos a los niños que pongan en su sitio los números, será cómo hacer un puzle.

Otra variante de este juego es pedirles a los niños que los ordenen en decenas, de menor a mayor o solamente los impares.

 

El juego de los ceros

Es un juego muy sencillo en el que necesitaremos unas tijeras y una cartulina, recortaremos los números del  1 al 9 y además haremos muchos ceros. Así iremos poniendo ceros por ejemplo a la familia del 1, obteniendo un 10, luego un 100, un mil, etc.

Con este juego los niños aprenderán las unidades, las decenas y las centenas. Incluso vale para los más mayores ya que podemos usar tantos ceros como queramos.

 

El juego de las cajas

Con este juego además de aprender los números y ver que 20 es mayor que 10 aprenderán a ordenar su habitación. No nos hará falta más material que una caja, un folio y unas pinturas. En cada caja pondremos un número, por ejemplo 5, 10 y 20 y al lado de cada número un muñeco dibujado, en el de cinco cinco muñecos.

Los niños tendrán que llenar las cajas en el menor tiempo posible con el número de cada caja. Ideal si tienen hermanos porque de pequeños les encanta jugar juntos.

Cómo ves no hace falta más que un poco de imaginación para tener a nuestros niños entretenidos y aprendiendo. Desde el colegio Montessori Madrid esperamos que te hayan servido nuestros ejemplos y que pruebes variantes como cambiar los números por letras.